Altas capacidades: Cooperación entre la escuela y la familia

El pasado 1 de abril de 2017 tuvo lugar en el Colegio SEK Santa Isabel la conferencia Alta capacidad y aprendizaje cooperative, dirigida a los padres de alumnos del Programa Estrella.

La ponente, la doctora Ángeles Bueno, explicó la importancia de la cooperación en la educación de los alumnos con altas capacidades.

¿Qué es el Aprendizaje Cooperativo (AC)?

El AC es un método de aprendizaje basado en el trabajo en equipo de los estudiantes. Incluye numerosas técnicas en las que los alumnos trabajan conjuntamente para lograr determinados objetivos comunes de los que son responsables todos los miembros del equipo.

Los elementos básicos que forman el AC son los siguientes:

  1. La interdependencia positiva. Sentimiento de necesidad hacia el trabajo de los demás. Cuando los miembros del grupo perciben que están vinculados entre sí para realizar una tarea y que no pueden tener éxito a menos que cada uno de ellos lo logre. Si todos consiguen sus objetivos, se logrará el objetivo final de la tarea. Pero si uno falla, será imposible alcanzar el objetivo final. Todos necesitan a los demás y, a la vez, se sentirán parte importante para la consecución de la tarea.
  1. La interacción “cara a cara” o simultánea. En el AC, los estudiantes tienen que trabajar juntos, “aprender con otros”. De esta manera se comparten conocimientos, recursos, ayuda o apoyo. Así, se discute sobre los distintos puntos de vista, sobre la manera de enfocar determinada actividad, se explica a los demás lo que cada uno va aprendiendo, etcétera.
  1. La responsabilidad individual. Cada miembro, individualmente, tiene que asumir la responsabilidad de conseguir las metas que se le han asignado. Cada persona es, y debe sentirse, responsable del resultado final del grupo. Este concepto sintoniza y complementa al de interdependencia positiva. Sentir que algo depende de uno mismo y que los demás confían en la propia capacidad de trabajo (y viceversa), aumenta la motivación hacia la tarea y el rendimiento individual y grupal.
  1. Las habilidades sociales. Son necesarias para el buen funcionamiento y armonía del grupo, en lo referente al aprendizaje y también vinculadas a las relaciones entre los miembros. Los alumnos aprenden a desempeñar roles o funciones dentro del grupo (coordinador de tareas, moderador, secretario, etc.).

La cooperación en la familia. ¿Por qué es importante fomentar la cooperación en la familia?

Cuando se establece cooperación en la familia, se fortalecen los lazos de unión y se fomentan los valores. Si se asignan responsabilidades puntuales a cada miembro de la familia, se conseguimos la perfecta excusa para integrarlos a la rutina diaria, haciéndolos partícipes de una cadena de cooperación sin la que sería imposible resolver el día a día.

La verdadera cooperación surge cuando cada miembro toma la iniciativa y ofrece ayuda sin que haya que solicitarla con ruegos o súplicas. Si se hace consciente la necesidad de cooperar, se fomentan la solidaridad, la empatía y, sobre todo, la reciprocidad necesaria entre dar y recibir. Cuando nos sentimos apoyados en momentos difíciles, no solo sentimos que contamos con personas que nos quieren para resolverlo, sino que nuestra reserva de confianza se fortalece, nos sentimos queridos. Esto produce motivación, y se sacan las fuerzas necesarias para continuar y resolver lo que se presente.

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.