SEK-Santa Isabel afronta el nuevo curso fomentando la innovación y la internacionalidad en sus aulas

El nuevo curso académico 2018/19 comienza en los Colegios Internacionales SEK, que abren sus puertas a sus alumnos de SEK-El Castillo, SEK-Ciudalcampo y SEK-Santa Isabel en Madrid; SEK-Atlántico en Pontevedra; SEK-Alborán en Almería; SEK-Catalunya en Barcelona; y SEK-Dublin, SEK-Les Alpes y SEK-Qatar fuera de nuestras fronteras. Como cada año, los centros educativos de la Institución SEK acogerán a unos 5.500 alumnos de más de 50 nacionalidades diferentes.

Los Colegios de la Institución Educativa SEK cuentan, conjuntamente, con más de 275 años de experiencia ofreciendo a cada uno de nuestros alumnos experiencias de aprendizaje que les humanicen y les permitan desenvolverse con éxito en su vida. Todos los centros escolares de la Institución SEK ofrecen un modelo educativo centrado en la innovación, la interdisciplinariedad y el compromiso con la mejora social, y atienden al pleno desarrollo emocional, intelectual, cognitivo, físico y artístico de cada uno de sus alumnos.

El Colegio SEK-Santa Isabel tiene entre sus metas para este nuevo curso seguir día a día acompañando en el proceso de aprendizaje a los alumnos y profesores, y conseguir los mejores resultados en cada uno de sus estudiantes. Además, este año el centro cuenta con varias novedades, como la posibilidad de que los alumnos estudien tres idiomas (español, inglés y francés o alemán), una clase de ajedrez para todos los estudiantes de Infantil y Primaria, o el desarrollo de los proyectos STEAM y Escuela Saludable, entre otros.

El director de SEK-Santa Isabel, Javier Presol, todo un veterano en la Institución SEK, afronta el nuevo año académico “con toda la ilusión, ganas de mejorar, mantener la tradición, y fomentar la innovación y el crecimiento de alumnos y profesores”.

En definitiva, los Colegios SEK ofrecen al alumno una experiencia de aprendizaje que, rompiendo las barreras entre centros educativos, ejercicio profesional y vida. Es un modelo lifelong learning en el que los estudiantes son “profesionales del aprendizaje” y los profesores sus facilitadores y “entrenadores del pensamiento”.

Los comentarios están cerrados.