Los alumnos de Educación Infantil de SEK-Santa Isabel aprenden a comprender sus emociones

Los alumnos de Educación infantil todavía son muy pequeños y les cuesta identificar cómo se sienten. Por ello, SEK-Santa Isabel ha establecido un día a la semana para trabajar, a través de la inteligencia emocional, las emociones primarias.  A esta edad cuando quieren algo lo cogen.  Da igual si lo tiene un compañero o si, al quitárselo, se le hace daño (física o emocionalmente). En SEK-Santa Isabel, a través de los cuentos (casi todos en papel, aunque alguno se proyecta en la pizarra digital), aprenden a ver cómo se sienten y cómo se sienten los demás cuando ellos hacen algo.

Cuentos como Cuando soy amable, Don’t be a bully, Billy o Cuando estoy enfadado, les ayudan a entender que todos tenemos sentimientos.  Estar enfadados es normal, nos sucede a todos. Sin embargo, han de saber reconocer que están enfadados, por qué se han enfadado, cómo se sienten sus cuerpos cuando están enfadados o, simplemente, han de aprender a desenfadarse.

Las técnicas que se utilizan son variadas: respirar hondo contando hasta cinco, sostener el aire contando tres y espirar contando cinco, estirar los dedos fuerte para que salga la energía negativa, irse a una esquina a relajarse solos, contar a alguien qué les sucede, etc. y también se practican técnicas de Pilates para desestresar y estirar los músculos.

 

 

Los comentarios están cerrados.