Aula de Padres: ¿Cómo acompañar a nuestros hijos en la red?

Vivimos en un presente tecnológico e hiperconectado. El uso de las nuevas tecnologías es imprescindible en una sociedad avanzada. Si su uso se hace de forma segura y responsable, sobre todo los menores, todos podemos beneficiarnos de sus múltiples ventajas. Sobre esta cuestión giró la sesión de Aula de Padres, Cómo acompañar a nuestros hijos en la red para que hagan un uso saludable y seguro de las pantallas que ofreció Laura Cuesta Cano, especialista en divulgación y formación en el entorno digital a familias, centros educativos y menores; responsable de Comunicación y Contenidos Digitales del Servicio de Prevención de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid, y profesora de Comunicación y Nuevos Medios de la Universidad Camilo José Cela.

¿Cómo debemos afrontar el presente digital e hiperconectado en el vivimos actualmente? ¿Qué aplicaciones, redes sociales y videojuegos utilizan nuestros hijos y cómo enseñarles a hacerlo de forma segura, cómo establecer normas y límites para evitar pasar del uso al abuso, o cómo convertirnos en sus mejores referentes? Según Laura Cuesta, «si el 90% de niños y jóvenes afirma que utiliza Internet para hacer los deberes del colegio o para divertirse, debemos enseñarles a utilizar la tecnología más allá del ocio pasivo y el consumismo y educarles en el uso seguro (privacidad y seguridad) y saludable (uso no abusivo) de la tecnología».

Los padres y educadores, que deben acompañar a los menores en todos los aspectos de su vida, deben también estar preparados para detectar y anticipar un uso inadecuado de las nuevas tecnologías, enseñándoles a utilizarlas saludable y responsablemente. Porque no hay mejor control parental que los propios padres

El problema no es internet, ni el móvil, ni los videojuegos, ni ningún dispositivo, ni tampoco los niños y niñas. Se debe normalizar la tecnología y adaptarla a la vida familiar, sin miedo, y marcar unas normas y límites para crear unos buenos hábitos digitales.

Los menores ni tienen la madurez, ni la experiencia, ni el autocontrol que tienen los adultos. Pero también es contraproducente aislarlos de la realidad que les rodea.

Los padres son los primeros educadores de sus hijos, y deben convertirse en sus mejores referentes en el ámbito de la tecnología.  Y lo pueden hacer con estrategias activas, como la supervisión, el acompañamiento, la orientación  y el diálogo cotidiano, combinadas con estrategias restrictivas como las normas y límites, las herramientas de control parental,  los pactos y normas de uso, y las opciones de privacidad y seguridad.

A continuación, vídeo de la sesión completa:

Los comentarios están cerrados.