Chandeleur

Durante el mes de febrero se celebra en Francia, Bélgica y Suiza la Chandeleur, o como más común se conoce el Día de los Crepes. Esta festividad proviene de tradiciones paganas relacionadas con la fertilidad. En SEK-Santa Isabel se ha realizado un homenaje a esta fiesta.

Los alumnos de 6º de Educación Primaria han participado en la realización de creps en el MakerSpace y han invitado a los alumnos de alemán y a los de inmersión a participar y conocer la receta original en los idiomas correspondientes, francés, alemán o español.

En el origen de la fiesta se celebraba caminando con antorchas por la calle y se realizaban crepes con el trigo sobrante, como una especie de homenaje al Dios Sol. En el siglo V, el Papa Gelasio I la convirtió en fiesta católica por la presentación de Jesús en el templo. A partir de este momento se cambiaron las  antorchas por velas. El Papa mandó repartir crepes salados a los peregrinos que llegaban a Roma el 2 de febrero.

Esta tradicional fiesta se celebra en familia. Los crepes son un plato que se puede comer en cualquier momento del día, pero en este día se suelen comer por la tarde. Esta tradición también está unida a alguna que otra costumbre y superstición:  al hacer las crepes en la sartén se debe sujetar una moneda en la mano izquierda mientras se lanzan hacia arriba. Si la crepe vuelve intacta a la sartén, significa que ese año se tendrá prosperidad.