El Prado, una emocionante visita al mundo del arte

SEK-Santa Isabel ha organizado una visita al Museo del Prado para los alumnos y alumnas de 5º de Educación Primaria. La experiencia despertó la curiosidad y admiración por el arte de todos los asistentes.

Durante la visita, se contemplaron algunas de las obras maestras más destacadas de la historia del arte como La Sagrada Familia del Roble, de Rafael; La Lucha de San Jorge frente al Dragón, de Rubens, o La Muerte de Viriato, de Madrazo.

Un momento destacable de la visita fue cuando los alumnos se encontraron frente a La Sagrada Familia del Roble, de Rafael. Esta pintura les transportó a un mundo de serenidad y belleza. Los detalles minuciosos y la suavidad de los colores les hicieron sentir como si estuvieran presenciando el encuentro sagrado entre la Virgen María, San José, el Niño Jesús y San Juan. Quedaron impresionados por la maestría de Rafael al capturar la expresión de ternura en los rostros de los personajes.

La siguiente parada fue la sala donde se encuentra La Lucha de San Jorge frente al Dragón, de Rubens. Esta obra dejó sin palabras a los alumnos. La representación del heroico San Jorge enfrentándose al feroz dragón fue impactante. Los colores vibrantes y la composición dinámica les transmitieron la intensidad y la valentía de la escena. Observar esta obra les hizo reflexionar sobre el coraje y la determinación necesarios para enfrentar los desafíos de la vida.

Por último, el grupo llegó hasta La Muerte de Viriato, de Madrazo. Esta pintura sumerge al espectador en un momento histórico de la antigua Roma. La escena retrata la muerte del líder lusitano Viriato, que fue asesinado mientras dormía. La expresión de dolor en el rostro de Viriato y la atmósfera lúgubre de la obra  impactaron profundamente en los alumnos y les hizo reflexionar sobre la fragilidad de la vida y la lucha por la libertad.

Además de estas obras maestras, los alumnos recorrieron otras salas del museo, donde descubrieron la riqueza y la diversidad del arte a lo largo de la historia. Desde las pinturas religiosas hasta los retratos y paisajes, cada obra contaba una historia y despertó en ellos diversas emociones.

La visita al Museo del Prado fue una experiencia enriquecedora que despertó el interés por el arte y la cultura.  Al final de la visita, el director del museo,  Miguel Falomir, se fotografió con el grupo de alumnos.