SEK-Santa Isabel celebra su 50 aniversario con una gran representación en el Teatro Calderón

El Colegio Internacional SEK Santa Isabel ha celebrado su 50 aniversario con un acto que ha tenido lugar en el Teatro Calderón de Madrid, al que han acudido 900 personas pertenecientes a la comunidad educativa de SEK Education Group. Durante el evento se sucedieron los homenajes a antiguos directores y directoras del centro, antiguos alumnos y a los estudiantes, profesores y familias de SEK-Santa Isabel.

La atracción principal del acto fue la obra teatral que representaron los estudiantes de SEK-Santa Isabel, titulada Cincuenta años de historias, cincuenta años de sueños, que relató la historia de una niña que viaja atrás en el tiempo hasta 1973, donde descubre cómo era por aquel entonces el colegio y la sociedad española. Desde ahí, viaja a diferentes épocas y conoce a estudiantes de diferentes décadas hasta que regresa a la actualidad.

Jennifer Pro, directora de SEK-Santa Isabel, pronunció el discurso de bienvenida al acto, en el que destacó “la gran evolución del colegio, fundado por Felipe Segovia, un visionario que había revolucionado el sector de la educación”. También quiso resaltar que el escenario había sido realizado por sus alumnos, convirtiendo la tarea “en un proyecto más de aprendizaje donde esfuerzo, creatividad y trabajo en equipo se aunaron para hacerlo posible”.

En su intervención, Nieves Segovia, presidenta de SEK Education Group, recordó que SEK-Santa Isabel es un “colegio del centro, que nace con la vocación de servir a la sociedad”. También tuvieron la oportunidad de pronunciar unas palabras Guadalupe Sánchez y Javier Presol, antiguos directores de SEK-Santa Isabel.

Sánchez, en un discurso plagado de emoción, destacó su pasión por el aprendizaje: “En el escenario de la educación, nunca dejamos de aprender, y yo me siento profundamente agradecida y orgullosa de todo lo que he aprendido en SEK-Santa Isabel”. Por su parte, Presol puso en valor una de las características clave del colegio, que es su situación idílica en el centro de Madrid. Como ejemplo, señaló que “cuando el resto del mundo viene de excursión al Museo del Prado, nosotros nos damos un paseo por el Museo del Prado”. También puso el foco en los profesores y los estudiantes, “auténticos protagonistas del aprendizaje”.

José Ángel Garmendia Fernández, antiguo alumno de SEK-San Ildefonso y SEK-Santa Isabel, y padre de alumnos actuales del colegio, fue el representante de los Alumni que tuvo la oportunidad de pronunciar unas palabras durante el acto. En ellas, recordó que SEK-Santa Isabel no ha dejado de innovar durante toda su historia, y que sus hijos estudian en este colegio por su “calidad y alto nivel en su educación”.

Un sueño en el centro de Madrid

Felipe Segovia, fundador de la Institución Educativa SEK, siempre tuvo el sueño de crear un centro en el corazón de Madrid. Por ello, SEK-Santa Isabel abrió sus puertas en 1973 como sucesor del antiguo colegio SEK-Atocha y del colegio San Ildefonso, que estaba situado en la Calle Santa Isabel, de ahí su nombre.

Ubicado en el barrio de las Letras y en el Triángulo de los Museos del Arte -el Prado, el Thyssen y el Reina Sofía-, el ambiente cultural se funde con las aulas de SEK-Santa Isabel. El colegio supuso un paso muy grande para la Institución Educativa SEK, pues fue la primera vez que tanto alumnos como alumnas compartían juntos las aulas en un mismo edificio. En 1999, el centro evolucionó hacía su formato actual, en el que pasó de acoger a estudiantes de secundaria a ser un espacio dedicado a los más pequeños, con alumnos de las etapas de infantil y primaria.

En la entrada se encuentra un medidor de inteligencia emocional del proyecto Ruler, y cada planta del edificio engloba un ciclo educativo distinto, hasta sexto de primaria. La azotea del colegio sirve como patio de recreo, donde los niños juegan a diario rodeados de las vistas de la ciudad de Madrid.

Además, SEK-Santa Isabel es pionero al ser el único colegio en el centro de Madrid en implementar el programa PEP/PYP (Programa de la Escuela Primaria/Primary Years Programme) del Bachillerato Internacional, enfocado en el alumno como protagonista de su propio aprendizaje.